tensión ocular
Los problemas de salud visual son más frecuentes de los que podrías pensar, tal y como ocurre con la tensión ocular por estrés, un problema que se puede manifestar de distintas maneras, y que si no es tratada a tiempo puede ocasionar grandes consecuencias, tales como glaucoma, y pérdida de la visión.

Los problemas de salud visual son más frecuentes de los que podrías pensar, tal y como ocurre con la tensión ocular por estrés, un problema que se puede manifestar de distintas maneras, y que si no es tratada a tiempo puede ocasionar grandes consecuencias, tales como glaucoma, y pérdida de la visión.

La tensión ocular por estrés se da cuando el ojo no es capaz de drenar el humor acuoso a tiempo, lo que ocasiona que se acumule sobre sus estructuras sólidas, aumentando así la presión intraocular, situación que es normal a partir de los 40 años, pero que también puede suceder por muchos motivos, sobre todo en quienes trabajan frecuentemente frente al ordenador, o que han descuidado la salud de sus ojos.

Para que la tensión ocular por estrés no sea algo de lo que sufras, te vamos a decir algunos consejos básicos para reducirla, los cuales te ayudarán a que la salud visual de tus ojos se encuentren menos expuestos a las terribles consecuencias que puede tener.

Consejos para reducir la tensión ocular

Si quieres cuidar de tu  salud visual y que la tensión ocular por estrés no te cause males mayores, sigue los consejos que te dejaremos en los siguientes apartados, así que lee hasta el final todo lo que te indicaremos.

1.       Trabaja en un ambiente seguro para tu salud visual

La mayoría de las personas trabajan en lugares que no son aptos para su salud visual, sitios donde tienen que someter constantemente a sus ojos a esfuerzos muy desgastantes, propiciando así el aumento de la tensión ocular por estrés, pero que es importante evitarlo.

Siempre que tengas la oportunidad encuentra un espacio de tu trabajo donde puedas cumplir tus labores sin que tus ojos se esfuercen demasiado, que sea un sitio con las mejores condiciones de iluminación y ventilación, ya que esto contribuye a la disminución de la tensión ocular por estrés, y eso es precisamente lo que se quiere.

Además, es importante que también cuentes con una buena silla para trabajar si estás en una oficina con un ordenador, esto te permitirá mantener tu espalda recta y los ojos a la altura adecuada del equipo, que además tiene que estar su pantalla inclinada a los 25 grados respecto a la superficie horizontal.

Ten en cuenta que mientras que las condiciones laborales de tu trabajo no mejoren será imposible que la tensión ocular por estrés se reduzca, así que comienza con estos cambios para que obtengas buenas resultados en tu visión.

2.       Mantén una vida saludable

Tener una vida saludable nunca será algo malo, al contrario, pero también te ayudará a reducir la tensión ocular por estrés, por lo que es importante que hagas todo lo que sean hábitos positivos para ti, para tu vida, ya que tendrán consecuencias positivas sobre la afectación visual mencionada.

Para que puedas cumplir con este consejo que te ayudará a reducir la tensión ocular por estrés, lo ideal es que hagas ejercicio al menos tres días a la semana, que te alimentes de forma balanceada, incluyendo en tu dieta alimentos ricos en vitaminas A, B, C y, especialmente complejo B12.

Además, es importante que elimines de tu vida hábitos negativos como el exceso de alcohol y el tabaco, pero que también duermas el tiempo suficiente para que tus ojos puedan descansar y estar listos para el siguiente día.

Como lo indica su nombre, la tensión ocular por estrés proviene del estrés que vives en tu día a día, así que para mantener una vida saludable es importante que aprendas a lidiar con tus problemas, con las emociones que estos pueden generarte, o de lo contrario se te hará imposible reducir la tensión en tus ojos.

3.       Reduce el uso de los equipos electrónicos con pantallas

Gran parte de la tensión ocular por estrés la generan los equipos electrónicos con pantallas, por lo que es lógico que tengas que reducir el uso de estos para que pueda a su vez reducir ella, así que trata de dejar a un lado por un tiempo tu móvil, ordenador, televisor, etc.

Reducir el tiempo de exposición frente a las pantallas ayudará en gran medida a que disminuya la tensión ocular por estrés, así que tómate un descanso de al menos 5 minutos después de cada hora expuesto frente a esos equipos de luz artificial, y en ese tiempo visualiza cualquier objeto que tengas a lo lejos.

4.       Ejercita tus ojos

También tus ojos necesitan ejercitarse un poco, eso ayudará a que se reduzca la tensión ocular por estrés presente en ellos, pero tranquilo que son ejercicios muy sencillos de realizar, ya que solo debes hacer cambios en la mirada, llevando los ojos hacia arriba y abajo, de derecha a izquierda, y finalmente en forma circular.

Repite estos ejercicios mientras tienes los ojos cerrados, y conseguirás que disminuya la tensión en ellos.

Otra forma de ejercitar tus ojos es tratando de enfocar objetos que estén lejanos a ti, después enfocar unos que estén a menos de 30 centímetros y en la misma dirección, alternando este proceso unas 20 veces.

Con estos estos sencillos consejos conseguirás que la tensión ocular por estrés en tus ojos se reduzca, así que trata de cumplirlos para que tu salud visual no se vea comprometida, y para que puedas seguir con tus actividades laborales y recreativas como lo has venido haciendo siempre.