Siete medidas para evitar que te roben en casa

evitar-que-te-roben-en-casa

Hoy en día lamentablemente, contrario a lo que la gente piense los ladrones ya no esperan a que sea de noche para poder entrar en los hogares, ya que no les importa robar a plena luz del día.

Evita que entren a robar en tu casa

No es una casualidad que justo en las vacaciones sea cuando aumenta el índice de hechos delictivos a la propiedad privada.

El ladrón sólo busca no ser visto pues sabe que al entrar en una propiedad sabe que tiene el tiempo totalmente en contra, ilógicamente el ladrón suele ser racional pues piensa sólo en que quiere un botín, sin ser atrapado por ello.

Es muy importante ser muy previsores a la hora de resguardar nuestros hogares para así poder evitar ser robados, independientemente del lugar en el cual se encuentre tu residencia, ya que no se sabe en qué momento un ladrón va a decidir atacar.

Se suele tener por supuesto más temor o miedo de noche y durante los fines de semana, debido a que es el periodo de tiempo en que se está fuera de casa, por lo que la misma se encuentra vacía o cuando el ladrón entre semana sabe que está trabajando.

Por estas razones es sumamente importante que se sigan ciertos lineamientos o consejos para evitar ser robados, porque si bien es cierto que los ladrones están al acecho, también es cierto que muchas veces se propicia por omisión o descuido el robo a la propiedad privada, para lo cual a continuación se presentan siete medidas consideradas muy importantes para que no te roben en casa.

Medidas para que no te roben en casa

1. Procurar resistencia

No basta una buena, sino una excelente protección presentada en un esquema técnico cuya función es la de ofrecer una real resistencia al robo, tomando en cuenta la seguridad de puertas, persianas, cristales, ventanas, rejas, muros, etc.

La idea es que se le debe generar un obstáculo extra al ladrón, como por ejemplo una buena puerta expone a que deba el ladrón estar en el rellano y por consiguiente expuesto a la mirada de un vecino, un extraño e incluso a la policía.

2. Puertas de seguridad activas

Normalmente cuando a las personas se les habla de seguridad, lo primero que les viene  la mente es en las alarmas. Sí, es sumamente necesaria pero no se piensa en la puerta.

En el caso de los edificios existe una tecnología de control de entrada o se dispone de una conserjería con un personal de vigilancia, pero en cambio cuando se habla de una casa la cosa cambia.

Una puerta debe y tiene que tener una estructura sólida y certificada y por supuesto una alarma que suene al intentar alguien entrar en la casa.

3. Llaves y cerraduras

En la actualidad los ladrones son muy hábiles y es que un delincuente tiene diferentes maneras de conseguir copias de llaves, que son tan buenas que el protocolo de acceso sea sumamente fácil.

4. Compaginar Sistemas de alarma

Es sumamente importante contar con un sistema bidireccional con una vía inalámbrica y cableada, sobre todo con detectores que deben ser anti camuflaje.

Normalmente las personas prefieren comprar una alarma antes que una buena puerta, lo que constituye un gran error.

La solución es combinar ambos tipos de sistemas.

5. Contar con una cámara de videovigilancia

Este tipo de opción de seguridad es un excelente opción o placebo que puede ser funcional, pero más que todo para un edificio, ya que puede ser visto por el personal de seguridad.

Sin embargo en una casa no es tan efectivo, aunque hoy en día hay sistemas que transmiten en tiempo real por internet para saber si en la casa han entrado ladrones y todo gracias a  una aplicación llamada safe4 cam, aunque si no hay internet deja de ser efectivo en ese momento.

6. La domótica no es seguridad

La tendencia es que las personas neófitas en cuanto a la tecnología suelen confundir automatización con seguridad y es que la domótica no está hecha para defender nuestro hogar y lamentablemente puede ser hackeada, por lo cual no es tener seguridad sino un sistema de prevención.

7. La Seguridad por diseño

Por último es importante que en materia de prevención, todo aquello que potencie la seguridad de tu comunidad, tu calle, tu casa u edificio por medio del diseño en las infraestructuras.

Cuando se habla de infraestructuras nos referimos a la excelente iluminación, cuidar las distancias de las farolas, que la entrada esté bien iluminada y contemplar la altura de los arbustos alrededor de la vivienda, ya que el ladrón siempre buscará un ambiente no controlado o vigilado con poca o nula iluminación.

Normalmente la gente no piensa en esto hasta que son posibles víctimas, por lo que no recurren a los sistemas de seguridad hasta que es demasiado tarde, por eso se debe tomar conciencia y emplear medidas preventivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *