<em>Muchas disciplinas deportivas requieren de que los jugadores deban saltar, ya sea como el baloncesto o el voleibol, por lo que en la actualidad es posible encontrar una gran variedad de ejercicios destinados a mejorar el salto de ellos, gracias a los cuales pueden conseguir mejores resultados dentro de su disciplina deportiva.</em>

Muchas disciplinas deportivas requieren de que los jugadores deban saltar, ya sea como el baloncesto o el voleibol, por lo que en la actualidad es posible encontrar una gran variedad de ejercicios destinados a mejorar el salto de ellos, gracias a los cuales pueden conseguir mejores resultados dentro de su disciplina deportiva.

¿Cuáles son los ejercicios que nos harán ganar fuerza?

La preparación deportiva es de vital importancia para los jugadores, sin ella, no podrán rendir de la manera que esperan al momento de jugar.

De igual manera, la serie de ejercicios que te vamos a presentar son fáciles de realizar, los cuales puedes llevar a cabo en tu hogar o en un gimnasio y, con la constancia y disciplinas, podrás mejorar considerablemente tu capacidad de salto, consiguiendo así mejores resultados al momento de practicar tu deporte.

1) Calistenia

Debes hacerlo diariamente para incrementar tu flexibilidad. Aquí se realizan ejercicios básicos que te ayudarán al desarrollo de los músculos.

No precisas de equipo por lo tanto puedes realizarlos en tu hogar. Entre los ejercicios que encontramos en la calistenia, tenemos los estiramientos de piernas, elevando los talones y tocando los dedos de los pies, esto ayudará a tu habilidad de saltar.

Puedes elevar los talones parándote con tus piernas juntas, te levantas con los dedos de los pies y vuelves a como estabas al principio, hazlo lento para trabajar más los músculos.

Además, con las sentadillas profundas trabajas la parte inferior de tu cuerpo, así como los músculos que están en el abdomen y la espalda. También estocadas es un ejercicio ideal para esto.

Asimismo, levantando una pierna y apoyándote con la otra hazte que te canses y luego alternando, podrás darle fortaleza a tus tobillos.

2) Pliometría

Mediante estos ejercicios podrás aumentar el desarrollo de los músculos de tus piernas.

Estos son los más beneficiosos al momento de aumentar la capacidad de salto que tengas, dado que estos emplean la fuerza explosiva para el entrenamiento y desarrollo de los músculos.

Puedes realizar sentadillas con salto, donde deberás colocarte de cuclillas y en vez de levantarte lento, saltas mientras das un giro de 180 grados, cayendo con otra sentadilla, hazlo varias veces cambiando la dirección de giro.

mujer saltando

De igual manera, las sentadillas búlgaras son un excelente ejercicio. Colocas una pierna sobre un asiento de una silla o en un banco y la otra pierna frente a ella. Luego desciende hasta que la rodilla de atrás casi toque el suelo y después empuja hacia atrás con el talón que está en el suelo.

También puedes hacer saltos de caja. Aquí necesitarás una plataforma fija que aguante tu peso, los pones delante de ti, salta hacia ella de forma explosiva, emplea toda la energía que puedas, salta hacia abajo y cae de cuclillas.

De igual manera, con el salto de soga fortalecerás los músculos que precisas para el salto, puedes hacerlo durante varios minutos al día, con breves tiempos para descansar o hacer otros ejercicios.

3) Entrenamiento con pesas

Mediante este entrenamiento aumentarás la fuerza de tus músculos, con este fortalecimiento mejorarás tu capacidad para saltar.

Puedes realizar peso muerto con barra, alza la barra a medida que subes, cercana a tu cuerpo, permanece con los brazos extendidos y aguanta tu peso por un instante y luego bájalos. El peso muerto debe tener un peso que puedas soportar.

Asimismo puedes alzar mancuernas con un solo brazo, pon está en el suelo frente tuyo, desciende y agárrala, asciende mientras levantas la mancuerna. Llévala hasta sobre tu cabeza, mantenla por varios segundos, luego bájala hasta dónde estaba.

Puedes comenzar con poco peso, prestándole atención a tu velocidad.

De igual forma, puedes hacer sentadillas con peso, pones los pies en todo lo ancho de tu cadera, alzas la barra o dos mancuernas hasta que lleguen al mismo nivel que tus hombros y colócala en ellos. Desciende todo lo que puedas y vuelve a subir hasta quedar de pie.

Por otra parte, también debes tener en cuenta que, entre cada ejercicio debes tomar un breve descanso, más si estás empezando con estas rutinas. Asimismo, debes realizar pocas repeticiones al principio.

Después y al conseguir mayor fuerza, resistencia y flexibilidad, podrás ir aumentando la intensidad de los mismos, de esta manera conseguirás que los resultados mejores y se noten más.

Además de los descansos entre ejercicios, debes también tomar al menos un día por semana un descanso para que de esta forma no exijas más de la cuenta a tu cuerpo, lo que puede provocar un efecto distinto al que estás buscando.

Debes siempre considerar el descanso una de las mejores opciones durante el entrenamiento, dado que es el período donde tu cuerpo se recuperará de los ejercicios que realices, ayudándolo a asimilarlos y prepararse nuevamente para las rutinas.

Todos los entrenamientos puedes realizarlos desde tu hogar, incluso los de las pesas, dado que estas puedes adquirirlas fácilmente, por lo que se te hará más sencillo poder realizarlos y completarlos para mejorar tu capacidad de salto.

Puedes también añadir a esto otras rutinas para conseguir fuerzas en los brazos o dietas que te ayuden aportando energía, así como una condición física mucho mejor.

Recuerda que todo entrenamiento también debe contar con una buena alimentación, de esta manera los resultados que puedas obtener se verán de una manera más rápida e incluso de una forma mucho más notable y efectiva para ti.